104.- El niño tranquilo (Somos hijos de Dios)

providencia1

Cuentan que un hombre subió a un avión para viajar a Nueva York. Padecía de ansiedad y le daba mucho miedo volar. Tomó varias pastillas relajantes y procuró descansar un poco.

En esto, un niño de unos 10 años entró buscando su asiento y se sentó justo a su lado. El niño era muy educado, lo saludó y se puso a colorear en su libro de pintar. El niño no presentó rasgos de ansiedad ni nerviosismo al despegar el avión. El vuelo no fue nada tranquilo, hubo varias tormentas y mucha turbulencia. En un momento dado hubo una sacudida muy fuerte en el avión, y aunque todos los pasajeros estaban muy nerviosos, el niño mantuvo su calma y serenidad en todo momento.

¿Cómo lo hacia?, ¿Por qué su calma? Se preguntaba aquel hombre.

Ya al final del vuelo, intrigado, le preguntó:

– Niño: ¿no has tenido miedo?

-No señor -contestó el niño, y, mirando su libro de pintar, añadió- Mi padre es el piloto.

Anuncios

One thought on “104.- El niño tranquilo (Somos hijos de Dios)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s